Logo
Header

30 DE ABRIL

Creado: 30/04/2015 - 08:04 por Vianey Lamas Flores

Imagen

-¡Psst! ¡Psst! Sí tú. Tengo una sorpresa para ti. Acompáñame.-

Me miras con extrañeza. Me preguntas quién soy y cómo entré hasta tu oficina, como respuesta sólo te sonrío.

-En la azotea hay un globo rojo en el que nos podemos ir volando.-

Estás a punto de llamar al Departamento de Seguridad cuando ves las enormes cuerdas del canasto del globo aerostático por la ventana. ¡No lo puedes creer! Salgo y en automático vienes tras de mí. Llegamos al techo y ahí está el globo listo para llevarnos al Mundo de la Fantasía. Tu cotidianidad ha sido interrumpida.

Emprendemos el viaje. El vuelo es suave, sientes el aire en tu cara y recuerdas lo vivo que estás. La vista es asombrosa. El globo desciende lentamente y nos deja en una vereda flanqueada por árboles enanos. Atravesamos el campo de los nardos embriagándonos con su aroma y al fondo están los niños jugando. Algunos brincan, otros corren tras la pelota, los menos están quietos, tal vez se hayan cansado de tanto perseguir mariposas. Los observamos sin decir nada. Sentimos su gozo natural por la vida, no se esfuerzan, sólo disfrutan lo que tienen. Están conectados al presente. No les importa ensuciarse o rodar por el pasto o limpiarse sus manos en la ropa. Miras tu reloj. Percibo una inquietud.

-¿Pasa algo?-

-Debería estar en mi oficina, tengo muchos pendientes.- Me respondes con ofuscación.

-Me parece más bien que quieres salir huyendo.- Te digo.

Tus ojos se abren delatándote. Tras tu traje ejecutivo no puedes esconder tu mirada opaca ¿Acaso has perdido el rumbo en tu vida? ¿La rutina se ha sofocado? ¿Tu hacer te ha desconectado de tu esencia más pura? ¿Vives escenificando una farsa? ¿Qué esconde tu mirada? ¿Tristeza? ¿Enojo? ¿Dolor? ¿Frustración? ¿Dónde ha quedado tu espontaneidad y tu capacidad de asombro? Eres incapaz de contestarme, tan sólo noto que tus ojos se nublan. Una ráfaga de aire trae unas oscuras nubes y comienza a llover, los niños comienzan a gritar pero de alegría, disfrutan cada gota. Me miras y te miro. Parece que pensamos lo mismo. Corremos hacia ellos y los imitamos. Abrimos los brazos y damos giros como bailando con la lluvia. Reímos a carcajadas y volvemos a Creer. El viento sopla otra vez y el sol regresa. Cuando levantamos la mirada al cielo vemos un hermoso arco iris. Lo miramos extasiados. Sus colores nos iluminan el alma. La esperanza se renueva. La promesa nos toca. Tus ojos brillan. Ahora sonreímos como ellos. No nos importa ni la ropa mojada ni el cabello despeinado. El globo llega para recogernos. Es hora de volver. Aterrizamos nuevamente en la azotea. Te bajas y me preguntas con inocencia “si podemos volver”.

-Cuando gustes.-

Regresas a tu rutina con una sonrisa que todos notan. La magia te ha tocado y ahora has traído un poco de ella al Mundo Real.

                          ¡Feliz Día del Niño!
Visitas:
57573
© 2017 Tu cuento para sanar
Tel. 044 55 541 999 56, contacto@tucuentoparasanar.com.mx

Diseño y desarrollo por: GRUPO AD3